Quiénes somos

Quiénes Somos

Los jardines infantiles Origami nacen de la unión entre Isabel Segovia Ospina, experta en primera infancia con amplia experiencia en el sector educativo, y el jardín infantil el Arca de Noé, con más de 25 años de experiencia en el desarrollo de un proyecto pedagógico propio basado en el aprendizaje emocional, el movimiento y la exploración creativa.

Contamos con un equipo de expertos en desarrollo infantil

Contamos con maestros calificados y entrenados para generar espacios que reten a los niños a pensar, moverse, cuestionar y crear, respetando intereses y ritmos de aprendizaje.

Nos acompañan:

  • Profesionales en música, expresión corporal, educación física, psicología y nutrición.
  • Asistentes con formación técnica y amplia experiencia en trabajo con niños en primera infancia.
  • Personal administrativo con una larga trayectoria en el sector educativo.
  • Nuestro programa de inglés acerca a los niños naturalmente al bilingüismo.

En Origami valoramos y enseñamos la diversidad y respetamos los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje. Para lograr un buen aprendizaje elaboramos experiencias que permiten a los niños enfrentarse de forma autónoma, divertida y creativa con el conocimiento.

Nuestras instalaciones

Instalaciones que enseñan por sí mismas

Tenemos aulas diseñadas para fomentar la curiosidad y estimular el gusto natural que tienen los niños pequeños por aprender.
Contamos con parques especialmente diseñados para promover el desarrollo sensoriomotor, módulos para potencializar la motricidad gruesa y con aulas que fomentan la exploración e investigación y estimulan el gusto natural que tienen los niños pequeños por aprender.

EN Origami Fomentamos el movimiento

Potenciamos el desarrollo de los niños con experiencias retadoras que promueven el aprendizaje e impulsan el desarrollo. Nuestros niños aprenden moviéndose para construir su conocimiento a partir de la interacción con el ambiente.

Ambientes de exploración e investigación

Los ambientes Origami promueven el desarrollo de las funciones ejecutivas de los niños a través de momentos de juego creativo, conexiones sociales y actividad física.