La primera infancia es única, nosotros también.

En jardines infantiles Origami creemos en el movimiento, la conciencia emocional y el aprendizaje experiencial para atender las necesidades actuales que la educación para la primera infancia demanda. Nuestro modelo pedagógico respeta los ritmos de aprendizaje de los niños, sin adelantar procesos, para así formarlos en pensamiento crítico, capacidad de análisis, solución alternativa de problemas e independencia.

Hacemos la diferencia

Nuestros jardines están adaptados para que los niños jueguen, exploren, investiguen y desarrollen todas sus habilidades. Tenemos aulas diseñadas para fomentar la curiosidad y estimular el gusto natural que tienen los niños por aprender. Contamos con parques especialmente diseñados para promover el desarrollo sensoriomotor. Nuestros niños afianzan habilidades de concentración, atención, espacialidad y conciencia corporal, elementos claves para la vida escolar.

Síguenos en cada aventura: